RESILIENCIA

“Quiero que el mundo se pare, recapacite y  vuelva a empezar” Hace dos años escribí estas palabras en una libreta. La compré para poner en ella las cosas que quería para mi vida. 

En marzo de este año, el mundo se detiene y mi vida, queda congelada por una pandemia. Durante semanas sentí que mi cuerpo pesaba demasiado,  mi mente se bloqueaba, el miedo y la incertidumbre me recorrían de pies a cabeza.Poco a poco fue aceptando esta nueva situación, a la vez que observaba como la luz entraba de diferentes formas por las ventanas de mi casa.

Mire con calma, respiré, me tome tiempo, no había prisa. Descubrí entonces que estaba rodeada de belleza, de poesía, de luz y antes de que mi mundo cambiara de nuevo, decidí fotografiarlo.