ZOOCOSIS

El antropocentrismo provoca que el ser humano se crea el Dios de la Naturaleza. Con ello siente que tiene el derecho de encerrar animales salvajes dentro de una especie de maqueta llamada Zoo.

Un mundo irreal que ha creado para ellos con la excusa de la conservación de algunas especies y la educación en el respeto hacia los animales. Pero es una educación erronea , ya que los niños y niñas lo único que aprenden es que el ser humano tiene derecho de privar a los animales de su libertad en su propio beneficio.

Esta falta de libertad provoca conductas esteriotipadas y repetitivas generadas por el estrés, la soledad y la apatía, dando lugar a un síndrome llamado Zoocosis.

Durante más de dos años he acudido a varios Zoos, principalmente el Zoo de Madrid y he podido descubrir en primera persona como la mayoría de los animales padecen este síndrome.